Seleccionar página

El lunes 20 de noviembre se celebra la rueda de prensa de presentación de la prueba, en la que se encontraba presidiendo la mesa el concejal de Deportes.

El martes 21 por la mañana, el Alcalde de Valladolid, en un Foro de Comercio, y ante las presiones de los representantes de los comerciantes del centro de Valladolid, hace unas declaraciones en las que habla de no autorizar la San Silvestre tal como estaba acordado.

Desde la Federación se hacen múltiples llamadas al diálogo, ofreciendo la posibilidad de adelantar aun más la hora de salida de la Carrera Popular, y de revisar el recorrido, ante la imposibilidad del cambio de fecha.

El único ofrecimiento del Alcalde, es el envío a través de ‘WhatsApp’, de un recorrido alternativo que discurre por la orilla del Río Pisuerga (en tierra, con giros a escuadra, subidas y bajadas y pasos muy estrechos) y por el Camino del Cabildo, circuito peligroso e imposible para los 3.000 o 4.000 participantes en la San Silvestre.

La organización de la San Silvestre va a seguir pidiendo una reunión con el alcalde y con los comerciantes, para agotar todas las vías de diálogo para conseguir una digna San Silvestre de Valladolid 2017.

En el menor plazo posible, si el Alcalde sigue en su postura no dialogante, y no ofrece una alternativa realista, y antes de realizar una San Silvestre indigna de la ciudad de Valladolid, se aplazará hasta el 2018.